Monday, February 22, 2010

Traducción del poema "Cassius Hueffer"

The Spoon River Anthology, de Edgar Lee Masters, abunda en pequeñas joyas crueles. El breve poema "Cassius Hueffer" es una de ellas.

No sé si es justo decir que uno ha leído bien un poema si no ha intentado traducirlo. El lector notará que soy incapaz de una buena traducción. Tenga en cuenta entonces que estos ejercicios son sólo el deseo de una buena lectura.

Primero les propongo mi renqueante traducción y más abajo el original, espléndido, de Edgar Lee Masters.


Cassius Hueffer

En mi lápida han grabado estas palabras:

“Su vida fue dichosa, y los elementos se fundían de tal

modo en él

Que la naturaleza podría levantarse y anunciar al mundo

entero:

Este fue un hombre.”

Los que me conocieron se sonríen

Al leer esa retórica vacía.


Mi epitafio debió haber sido éste:

“La vida no le regaló ninguna dicha,

Y los elementos se fundían de tal modo en él

Que decidió guerrear contra la vida,

Y en esa lucha fue aniquilado.”

En vida la maledicencia me era insoportable,

Y ahora, muerto, debo resignarme a un epitafio

Cincelado por un idiota.


Cassius Hueffer

They have chiseled on my stone the words:

“His life was gentle, and the elements so mixed in him

That nature might stand up and say to all the world,

This was a man.”

Those who knew me smile

As they read this empty rhetoric.


My epitaph should have been:

“Life was not gentle to him,

And the elements so mixed in him

That he made warfare on life,

In the which he was slain.”

While I lived I could not cope with slanderous tongues,

Now that I am dead I must submit to an epitaph

Graven by a fool!






4 comments:

  1. He preferido no leer el original para recordar sólo el traducido, porque es tuyo.

    Un fuerte abrazo,

    Iñigo

    ReplyDelete
  2. En mi humilde opinión, es muy capaz de traducir bien. Tal vez el adjetivo "aniquilado" resulte un tanto excesivo, pero no chirría...
    ¿De verdad le parece un poema "cruel"?
    Gracias por postear joyas.

    ReplyDelete
  3. Íñigo: Gracias por el comentario y el generoso recado telefónico. Me queda el cargo de conciencia de que no hayas leído el original por culpa mía, pero gracias. Un fuerte abrazo,

    Tersites

    ReplyDelete
  4. Outsider friar: Gracias por su opinión. Tiene razón, quizás el poema mismo no sea cruel, sino que retrata bien una de esas crueldades que la vida puede depararnos. Gracias por visitar el blog,

    Tersites

    ReplyDelete