Tuesday, March 31, 2009

Perezagruzka y Guadalupe


Las apuestas parecían bastante seguras: por su historial, Joe Biden debería ser el miembro de la Administración Obama más propenso a decir tonterías. La Secretaria de Estado, sin embargo, ha tenido recientemente dos lamentables tropiezos. A principios de marzo, la Sra. Clinton, como símbolo de la voluntad estadounidense de inaugurar una nueva era de relaciones con Rusia, entregó al ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, un "botón de reinicio" que decía reset en inglés y peregruzka en ruso. El detalle penoso es que la traducción al ruso era incorrecta. Peregruzka, explicó el ministro, significa "sobrecarga", no "reiniciar". La palabra correcta sería perezagruzka. En este caso (¿de pereza brusca?) la responsabilidad directa del papelazo no era de la Sra. Clinton, pues sus habilidades lingüísticas se limitan exclusivamente al inglés, si no de su equipo.

Sin embargo, la semana pasada, la Metternich de Chicago fue de visita a México. Y estando en México, ¿por qué no?, fue a la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe. Y estando allí, claro, fue a ver la tilma de San Juan Diego acompañada del rector de la basílica, monseñor Diego Monroy. Tras observar detenidamente la imagen de la Virgen, nuestra secretaria de Estado, mujer culta y multicultural, pronunció una perla de tres palabras: “Who painted it?” Monseñor Monroy le respondió: “God.”


Se creería que es imposible demostrar una ignorancia penosa de la historia de México y al mismo tiempo ofender al 99% de los mexicanos guadalupanos con sólo tres palabras. Pero la brillante secretaria de Estado lo ha logrado (Yes We Can!). Curiosamente, la noticia fue ignorada por el New York Times, CNN y otras agencias de noticias. ¿Sería un milagro de la Guadalupe o una muestra de parcialidad de parte de esos “comunicadores”? ¿Cuál hubiese sido la reacción si la burrada fuera obra de un político del otro bando?

Tiempo al tiempo, en su próxima campaña presidencial, la Sra. Clinton nos contará cómo la Virgen de Guadalupe la salvó cuando ella entró en la basílica desafiando el fuego cruzado de los morteros y pistolas de los narcotraficantes del cartel de Sinaloa.

No comments:

Post a Comment