Thursday, March 29, 2012

El camillero y la historia

Anteayer, monseñor Dionisio García Ibáñez, Arzobispo de Santiago de Cuba, le dijo al Papa en su mensaje de bienvenida:
Hemos llegado a la violencia entre cubanos que hace sufrir a todos y no beneficia a nadie, hiere la dignidad y dificulta el verdadero desarrollo material y espiritual de nuestro pueblo. Es necesario superar todas las barreras que separan a los cubanos entre sí.
Minutos después, el Santo Padre tuvo ante sus ojos, allí mismo en la misa, un ejemplo de la violencia entre cubanos que lamentaba minutos antes el Arzobispo. (Abajo está el video.) Cuando ocurren incidentes como estos, en los que alguien grita alguna frase contra el Gobierno y al instante es violentamente atacado por varios individuos o toda una turba, se repite un ritual que ya conocemos. La disidencia afirma que los atacantes son agentes o policías vestidos de civil, mientras que los partidarios del Gobierno afirman, una y otra vez, que se trata de simples ciudadanos 'enardecidos'.

¿Es una manera eficaz de defender al Gobierno cubano decir que se trata de 'el pueblo enardecido'? No lo parece. Si fueran policías vestidos de civil o paramilitares los encargados de agredir físicamente al que expresa cualquier idea distinta de la oficial, el problema sería penoso y grave, pero no indicaría una quiebra moral del país. En cambio, si fuese cierto que hoy en día para la mayoría de los habitantes de la Isla la única reacción posible ante quien piensa diferente es la agresión física, entonces sí habría que temer que el alma misma de la nación estuviese enferma —grave. Y esa no es una responsabilidad con la que nadie, a la larga, querría cargar. 




8 comments:

  1. Este acto fue una verdadera cobardia. Pegarle a un hombre que se encontraba indefenso pues era llevado arrestado por dos oficiales.
    Que felta de respeto , incluso a los mismos miembros de la policia. Este espectaculo perjudico mas al gobierno que al mismo valiente que fue golpeado.

    ReplyDelete
  2. por lo que se ve en el video hay un poco de los dos, al menos asumiendo que el de la cruz roja es un seguroso. porque luego hay gente de la multitud que se encima para golpearlo. o seamos mas precisos: los que golpean en Cuba nunca son espontaneos o solo lo son en la medida que incluimos como espontaneos a aquellos que sin ser agentes se les da carta blanca para hacerlo y eso ocurre con todos los que estan situados en puntos estrategicos en ese tipo de actos. la discplina de esos castristas de a pie se ha demostrado cuando han pasado de golpear y vejar a las Damas de Blanco a desaparecer una vez -cuando las famosas "negociaciones' con el cardenal- que les han dado la orden que no las molesten. todo buen castrista sabe que en ultima instancia la cualidad que mas se le aprecia no es golpear sino obedecer.

    ReplyDelete
  3. Yo me sigo fijando en el de la camiseta blanca al que la novia o mujer aparta del grupo luego de pegarle al opositor. ¿Es ese también de la Seguridad del Estado? Nada en Cuba es espontáneo, pero la gente ha aprendido a utilizar estas situaciones con impunidad para ventilar sus frustraciones personales. Es expresión también de una característica compartida por muchos cubanos en todas partes: el reaccionar a la opresión y represión de los más poderosos golpeando y ofendiendo a aquel que no puede o no quiere defenderse. En otras palabras, la actitud clásica del guapetón de barrio a quien otro más grande le mete el pie y se desquita dándole un gaznatón al inocente, como era en un principio y ahora y siempre...

    ReplyDelete
  4. De paso, el de la camiseta blanca no aparece en este video, pero sí en el que puso Univisión originalmente.

    ReplyDelete
  5. http://www.todoelmundohabla.com/2012/03/secuencia-completa-del-valiente-que.html

    ReplyDelete
  6. Habanero en NY: Gracias por leer y comentar. Es una alegría saber que pasaste por aquí...

    Anónimo: Y no solo eso: el hombre golpeado no estaba atancando a nadie, ni siquiera ofreciendo resistencia. Gracias por el comentario.

    Enrisco: Gracias, de veras. Sería la peor opción: que las dos teorías fueran verdaderas... Por desgracia, no son mutuamente excluyentes.

    Ernesto: Mil gracias por tu atenta lectura, tus comentarios y el enlace que pones, que completa la idea.

    ReplyDelete
  7. Pero el camillero, el de la camisa blanca, los segurosos, el que pregunta, los que miran y el que grita, todos son cubanos. La situación de Cuba es tan complicada que es difícil saber lo que piensa el pueblo. Porque "todos" son el pueblo cubano. ?Pa' qué seguir haciéndose una paja mental? Estamos así porque no servimos para nada.

    ReplyDelete