Monday, April 13, 2009

Una traducción

Como divertimento, les ofrezco una traducción del poema "Walter Simmons", de la Spoon River Anthology de Edgar Lee Masters. Como disculpa por mi traducción, el original aparece debajo. Convendría aprendérselo de memoria (en el original, por supuesto) para recitarlo el día del Juicio Final cuando nos pregunten qué hicimos con nuestros talentos.

Walter Simmons

Mis padres pensaron que sería
Tan grande como Edison, si no más:
Pues de niño hacía globos aerostáticos,
Y portentosas cometas y juguetes con relojes,
Y locomotoras mínimas con todos sus rieles
Y teléfonos de latas y cordel.
Tocaba la corneta y pinté cuadros,
Modelaba el barro y fui actor
Haciendo de villano en “Octoroon”.
Pero a los veintiún años me casé
Y tenía que vivir, así pues, para vivir
Aprendí el arte de fabricar relojes
Y compré la joyería de la plaza,
Pensando, pensando, pensando, pensando…
No en el negocio sino en la locomotora
Que me proponía construir.
Todo Spoon River atisbaba y esperaba
Que echara a andar, pero nunca funcionó.
Las buenas almas creyeron que mi genio
Se había malogrado en la relojería.
No era cierto. La verdad es más sencilla:
No tenía talento en realidad.




Walter Simmons

Mi parents thought that I would be
As great as Edison or greater:
For as a boy I made balloons
And wondrous kites and toys with clocks
And little engines with tracks to run on
And telephones of cans and thread.
I played the cornet and painted pictures,
Modeled in clay and took the part
Of the villain in the “Octoroon.”
But then at twenty-one I married
And had to live, and so, to live
I learned the trade of making watches
And kept the jewelry store on the square,
Thinking, thinking, thinking, thinking,—
Not of business, but of the engine
I studied the calculus to build.
And all Spoon River watched and waited
To see it work, but it never worked.
And a few kind souls believed my genius
Was somehow hampered by the store.
It wasn’t true. The truth was this:
I didn’t have the brains.

1 comment:

  1. Gracias Jochy, lindo poema y buena traducción. Nos lo aprenderemos.

    ReplyDelete